Hay que ser valiente

¿QDQ es una estafa?

Hace unas semanas, mientras me encontraba en el despacho de un amigo, su secretaria le anunció la visita de una comercial de QDQ “para hablar de Google”. Como me despertó la curiosidad, le pedí presenciar la reunión, y gracias a eso estuve presente en una de las charlas comerciales más… sorprendentes  curiosas? graciosas? indignante? de mi trayectoria profesional.

La chavalina empezó contándole a mi amigo que era de QDQ, y que “Google trabajaba para ellos”. Ahí levanté una ceja. La comercial siguió explicando que, si contrataba mi amigo un paquete con QDQ, no sólo saldría en Google, sino que además en el primer puesto con las palabras que mi amigo escogiera. Ahí levanté la otra ceja. Imaginad mi cara. Y tuve que preguntar: ¿y cómo lo hacéis? Y, tan pancha, me dijo que “los ingenieros de Google trabajan para nosotros”.

Pero lo peor se lo reservaba para el final. Cuando mi amigo le

Ha llegado la hora de ser valiente

Llevar en el mundillo de las comunicaciones desde 1992 (cómo pasa el tiempo) y en Internet desde que se accedía al email por consola MS-DOS (sí, una ya tiene sus añitos de experiencia), hace que, durante todo este tiempo, haya visto de todo.

Todos estos años me he dedicado a trabajar y dejar pasar muchos ataques.

Pero lo que no se perdona en este bendito pais es que alguien tenga éxito. Si llego a ser una desconocida no hubiera sufrido tantos ataques. Eso es obvio.

Durante todos estos años me he callado, al menos el 99% de lo que he llegado a saber o no he respondido a los ataques que ha habido contra mi.

En este país se busca amedrentar  mediante la desacreditación. Y durante años he sufrido estas maniobras.

Pero ha llegado la hora de ser valiente.

Al menos, así, se escuchará mi versión.

Y seguiré durmiendo con la conciencia tranquila. Pero