La SGAE y sus infiltrados

Curiosa la noticia de El Pais: Un infiltrado logra que se detenga y se registre la casa de un hombre que vendía películas y series de televisión pirateadas .

Pero lo más importante no es la noticia en sí, sino el comunicado de la fiscalía general a todos los juzgados españoles: ordena que se persiga a los piratas cuando se advierta que hay ánimo de lucro. Bajarse películas o música de Internet no es delito, salvo que medie un ánimo de lucro.

La Fiscalía, en esa misma circular, deja abierta la posibilidad a los dueños de tales creaciones para que actúen por la vía civil contra las personas que se descargan música o películas sin ese ánimo de lucro. Es decir, permite exigirles una indemnización, pero no lo considera un delito.

Así que es verdad que «Ahora la Ley actúa», pero cuando haya delito. Y bajarse temas de Internet no lo es. Qué mal le sentará esto a la SGAE.

¿Quieres recibir mis artículos en tu email?

Deja un comentario