Que pasaría si…

Que pasaría en España si fueramos un poquito más como los americanos a la hora de emprender? Que nuestro deporte nacional no sería ni el futbol ni la envidia.

En EEUU, un emprendedor es respetado y valorado. Incluso, admirado. En EEUU una startup se vende a una multinacional y todo son palmas y halagos (sinceros) para el emprendedor.

Aquí, sin embargo, veo sorprendida como, tras la compra de Tuenti por Telefónica, los comentarios tras las noticias en los medios de gran difusión son todos llenos de bilis. Que si es un pelotazo, que si se ha vendido humo, que si…

No damos jamás la valoración que se merece el haber trabajado durantes cuatro años, muy duramente, y haber conseguido ser el líder en Redes Sociales en España. Por encima incluso de FaceBook.

He leido también comentarios indignados de supuestos usuarios de Tuenti diciendo que han borrado sus cuentas. Usuarios que seguramente tienen móvil, y estoy segura q no lo tiran a la papelera porque su proveedor sea Movistar. Por qué iban a dejar entonces Tuenti?

O cómo supuestos usuarios expresaban que Telefónica había sido tonta y había comprado humo. Ni Telefónica es tonta, es la mayor empresa de este pais y por algo será, ni Tuenti es humo, lo ha demostrado siendo la Red Social por excelencia en España.

Que pasaría si nos alegraramos del éxito de nuestros compatriotas? Que, seguramente, no seríamos este bendito pais.

Por eso, ayer, tras la firma de la venta, me acerqué a tomar café con un amigo que ha culminado una de sus experiencias más bonitas de su vida. Y me alegré sinceramente por él. Es un luchador nato que seguirá dándonos estas sorpresas. Y no charlamos de la venta. Compartimos el gran momento de felicidad y de tristeza, a partes iguales, por haber vivivo un proyecto personal muy intenso que ahora termina. No era el momento ni de cifras ni de datos. Ni falta que hacía. Era el momento de celebrar el momento.

Me alegro, y mucho, por él. Y estos hechos, en lugar de darnos envidia malsana, deberian hacernos sentir que todo es posible con esfuerzo y darnos más ganas de luchar y de construir. Deberían ser un trampolin para ayudarnos a alcanzar nuestros retos, ilusionarnos, animarnos… Debería, verdad?

5 opiniones

No seas tímido y deja tu comentario:

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.