Tuenti-Telefónica: la segunda parte de la historia

La guerra por las Audiencias en España siempre ha sido muy polémica. Por Audiencias podríamos definir al tráfico demostrado de los sitios online.

Ahora que el presupuesto para la publicidad dirigida a sitios online está subiendo año tras año, es muy importante para los medios de comunicación definirse como los líderes de Audiencia para poder vender así mejor sus espacios publicitarios.

Una muy buena pregunta me hicieron ayer en los comentarios: ¿por qué aparece ahora el bulo de que Telefónica compraba Tuenti?.

Mis fuentes, ambos miembros de la mesa de Nielsen, vecinos de silla en esta mesa con el dueño de 11870, y quienes me contaron toda la historia de cómo se gestó el bulo, me han contado que en dicha mesa se está debatiendo las nuevas normas de medición de Nielsen. En esta mesa, los clientes de esta empresa, están decidiendo y debatiendo cómo se va a medir y bajo qué reglas las Audiencias en Internet.

Hay un punto especialmente interesante. Este punto hace referencia a lo que comentaba ayer. Un sitio, por ejemplo, Vocento, puede mediante un código, sumar a sus estadísticas de Audiencias el tráfico de otros sitios. Ahora se está debatiendo que, si uno de esos sitios tiene presencial offline, no pueda contarse como Audiencia.

Me explico. Vocento tiene cientos de sitios que suman a sus estadisticas. Entre ellos, por ejemplo, abc.es Como ABC también tiene versión offline (el periódico), si se aprueba esta nueva norma ya no podría contar como Audiencia para Vocento.

Direis que también puede ocurrir lo mismo con sitios como elpais.com y elmundo.es. Efectivamente. Pero quien saldría más dañado sería Vocento, ya que es quien posee más cabeceras offline añadidas a Nielsen.

Este punto ha sido vetado y es, actualmente, fuerte de agrias discusiones. Por ello es el momento «adecuado» para posicionarse y mover ficha. Es el momento de paralizar cualquier posible iniciativa que, en un futuro, pueda perjudicar los propios intereses.

Estamos es una guerra por las Audiencias donde cada bando posiciona sus peones, o destruye la posibilidad de que el adversario pueda crear nuevos ejercitos.

Actualización 4 de agosto: se puede leer aquí.

¿Quieres recibir mis artículos en tu email?

Deja un comentario